domingo, 27 de julio de 2014

SEPARATISMOS EN EUROPA


La Europa de los mil estados Por Borja Ventura

Cómo una extensión tan pequeña de territorio puede albergar a más de 40 países diferentes y que, además, existan diferencias culturales e idiomáticas tan profundas entre ellos. Desde Portugal hasta el Cáucaso, del círculo polar Ártico a Turquía. Apenas unas horas de vuelo y un cambio radical al aterrizar. Pero podría ser un puzzle con muchas piezas, muchas más. ¿Cómo sería una Europa en la que los movimientos secesionistas triunfaran? Una locura de fronteras, idiomas y banderas.



Cómo los separatismos ponen en aprietos a las potencias BBC MUNDO - Thomas Sparrow

De Cataluña a Escocia Muchos gobiernos deben cuidar sus palabras al hablar de fenómenos separatistas para no calentar los ánimos en casa. España -que debe lidiar con las aspiraciones de Cataluña- no ha reconocido a Kosovo. Sí lo ha hecho Reino Unido, aunque en su propio territorio deba manejar la posible separación de Escocia, que se someterá a referendo en septiembre. En Europa del Este, donde 15 países nacieron de la disolución de la Unión Soviética, la cosa es más compleja. En muchos de ellos hay movimientos separatistas, como Nagorno-Karabaj en Azerbaiyán o Transnistria en Moldavia. puesto de votación en Crimea Mientras Moscú dijo que respetará el resultado del referendo, Washington dijo que no lo reconocerá. Eso sin contar a Abjasia, región a la que Georgia considera separatista, pero cuya independencia de facto fue reconocida por países como Rusia, Venezuela y Nicaragua.




Mapa de una Europa donde triunfaron los independentismos

Este artículo, si bien está basado en muchos movimientos independentistas y propuestas formales de nuevos países en Europa, es meramente especulativo, sin evaluar en ningún momento la viabilidad de los países propuestos ni de la estructura global del continente. 

¿Por qué los independentistas catalanes envidian a Escocia? BBC Mundo - Allan Little



Escocia y Cataluña, el iceberg de los movimientos independentistas de Europa

A nadie se le escapa que las convocatorias escocesa y catalana constituyen un importante desafío político y económico para la Europa actual. Pero Escocia y Cataluña no son los únicos actores políticos europeos con voluntad para enarbolar la bandera de la independencia en las primeras décadas del siglo XXI, como puede observarse en el mapa que acompaña este análisis. ¿Aumentará el número de Estados europeos en el corto plazo?