martes, 9 de febrero de 2016

TARIFAS DE LUZ Y CAMBIOS DE HÁBITOS. LA VISIÓN DE UN GEÓGRAFO





Tarifas de luz y cambios de hábitos. Héctor Zajac. Para Clarín 9 de enero de 2016.


El principio que rigió el siglo XX, la idea de una naturaleza dominada con la tecnología, llevó a su alejamiento. Represas faraónicas, agricultura intensiva en ambientes no aptos, son marca de época cuya factura se paga con cambio climático. Una cultura que decanta a escala individual en la asociación simbólica entre una idea de bienestar con la recreación de un ambiente opuesto, más que complementario, al circundante. Es común en Buenos Aires -sin perjuicio de pertenencia social- ver equipos de frío-calor en cada cuarto de una casa. La escena de locales comerciales abiertos a la calle, transeúntes vistiendo sweaters en shoppings en tórridos días de verano, o encargados de edificio desperdiciando ingentes cantidades de agua potable en el lavado de veredas, resulta surreal para cualquier europeo. La paradoja: el bienestar se consigue cuanto más distante se esté de la naturaleza.
La distorsión entre el precio de mercado de la energía eléctrica y el subsidiado instaló una falsa cultura de naturalización de su abundancia que derivó en su despilfarro. Una política que no discierne usuarios por ingreso, selectiva en lo territorial más que en lo social, deriva en la compra de artefactos de consumo intensivo que incrementan demanda hasta la sobrecarga del sistema. La desinversión crónica en el área de distribución, en infraestructura que la administre, evitando los cortes masivos, resultó del desfasaje, con la caída de la convertibilidad, entre pasivos externos en divisa de las empresas y su facturación en pesos devaluados y tarifas congeladas, que un relato que imaginaba logros en records de venta de autos no revirtió. 

La repentización en el levantamiento de subsidios para el reordenamiento del sector, aún con excepciones de emergencia, es un paso erróneo. La inflación derivada compromete aún más el poder adquisitivo de sectores, cuyo consumo traccionaría positivamente en un contexto ya recesivo. La estanflación resultante troca el paradigma de falsa abundancia energética por la pobreza económica que se dice combatir. Un Estado proactivo debe planificar transdisciplinariamente el delicado equilibrio entre objetivos energéticos, ambientales y económicos. En procura de una distribución socialmente progresiva de los costos.

El consumo eficiente no se logra como respuesta a un sinceramiento de mercado. Se construye con debate en la pluralidad de voces, e impronta educativa y mediática. En Gran Bretaña, Francia y Alemania, una asignatura obligatoria enfatiza el uso racional de la energía mediante reciclaje y reflexión en situaciones climáticas diversas, sobre prácticas de hidratación, exposición solar y dieta, que repercuten en ahorros significativos en salud pública y energía. En los Países Bajos y Escandinavos, un 17% del presupuesto financia subsidios y créditos blandos para el fomento comunal y autogestionado de fuentes renovables, operando a nivel de la oferta nacional con centrales eólicas, de biomasa y mareomotrices. El desafío del siglo XXI es dejar atrás la quimera presuntuosa del control de la naturaleza, para adentrarse en el respeto y conocimiento profundo de sus dinámicas, con políticas y técnicas para un mundo más sustentable y solidario.

Héctor Zajac es geógrafo (UBA- Universidad de Nueva York)

CURSO "GEOGRAFÍA Y GÉNERO" APORTES PARA LA ENSEÑANZA EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA. BAHÍA BLANCA


Para ponerse en tema desde la Geogrfía del género

miércoles, 27 de enero de 2016

LA ESTRUCTURA POLÍTICO – ADMINISTRATIVA DE LA ARGENTINA COMO CONDICIONANTE PARA LA INVESTIGACIÓN GEOGRÁFICA





El Dr. Darío C. Sánchez, director del Grupo de Turismo Sustentable el DIGEO - IMHICIHU nos ha remitido a fines de 2015 un artículo sobre el tema de la estructura político - administrativa de la Argentina por demás interesante para quienes deben analizar distintos indicadores geoestadísticos en el territorio argentino y, además, actual por las consideraciones que se pueden aplicar a las distintas cuestiones que requiere el análisis espacial de nuestras realidades socioeconómicas, ambientales, entre otras. Agradecemos su aporte a la comunidad geográfica de Geoperspectivas.

SÁNCHEZ, Darío César. (2015) La estructura político - administrativa de la Argentina como condicionante de la investigación geográfica. Grupo Turismo Sustentable en el DIGEO – IMHICIHU - CONICET.


RESUMEN

La Argentina cuenta con una estructura territorial de gobierno constituida por un Estado Federal, 23 Estados Provinciales, una Ciudad Autónoma y unos 2200 Gobiernos Locales. No obstante, las provincias se hallan también divididas en unidades menores denominadas partidos en Buenos Aires y departamentos en el resto de las provincias. Estas se presentan como un conjunto de unidades de escala intermedia que sólo constituyen un territorio de gobierno cuando coinciden con los municipios, pero esto ocurre sólo en cuatro provincias. Por otra parte, las Constituciones Provinciales difieren respecto a las denominaciones de los gobiernos locales, a sus categorías y a los requisitos para alcanzarlas. Como consecuencia, estos constituyen un mosaico de heterogeneidades difícilmente comparables, no resultando adecuados para el tratamiento geoestadístico de la información. Por el contrario, los departamentos y partidos, a partir de un previo agrupamiento de los menos poblados, tienden a optimizar las posibilidades de comparación. 

Palabras Clave: tratamiento geoestadístico, unidades administrativas, municipios, departamentos y partidos.  

Algunas conclusiones
 
Los departamentos y partidos presentan numerosas ventajas respecto a los gobiernos locales en lo que respecta a su posibilidad de tratamiento geoestadístico (Sánchez, 2007): constituyen un nivel de análisis subprovincial, posibilitan la agregación por provincias y regiones, presentan continuidad y contigüidad territorial (inclusión territorial), sus superficies tienen menor variabilidad, sus universos estadísticos son más confiables, cuentan con menor cantidad de unidades intraurbanas, sus poblaciones presentan menor variabilidad, su inclusión demográfica es total, el INDEC desagrega la información a dicha escala y las provincias también; en síntesis, permiten abarcar todo el territorio nacional, a la vez que definir un mayor número de indicadores, favoreciendo en mayor medida la comparabilidad. 

Por otra parte, algunas de las limitaciones de una base territorial por departamentos y partidos podrían solucionarse parcialmente mediante un agrupamiento de los mismos en un número menor de unidades, cuestión que ya hemos planteado anteriormente. En efecto, mediante un algoritmo propio, hace dos décadas agrupamos los departamentos y partidos de la República Argentina en 214 unidades espaciales de análisis, reduciendo en gran medida la variabilidad en materia de superficie y población, aumentando la compacidad media, referida a las formas de las unidades, y estableciendo un umbral mínimo de superficie de 8.000 km2 que aseguraba una mejor comparabilidad a escala regional, eliminando las pequeñas unidades intraurbanas, comunes en localidades como el Gran Buenos Aires, el Gran Mendoza y el Gran San Juan (Sánchez, 1991; 1992).

miércoles, 13 de enero de 2016

MOVILIDAD Y SUELO. GRANDES DESAFÍOS A FUTURO


Región Metropolitana de Buenos Aires: Jurisdicciones y Coronas y Zonas del Gran Buenos Aires.
CELEMÍN, Juan Pablo; Mariana MARCOS; Guillermo Ángel VELÁZQUEZ. Calidad ambiental y nivel socioeconómico: su articulación en la Región Metropolitana de Buenos Aires. Scripta Nova. Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales. Barcelona: Universidad de Barcelona, 10 de junio de 2013, vol. XVII, nº 441. <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-441.htm>. 

MOVILIDAD Y SUELO. GRANDES DESAFÍOS A FUTURO
Héctor Zajac Geógrafo UBA. Magister UNY

Que Buenos Aires termine en la Gral. Paz es un espejismo que data de una organización jurisdiccional vetusta, heredada de un país que ya no existe. La  arbitrariedad, que signa el fracaso de las respuestas a los grandes problemas urbanos -por el abordaje fragmentado de dinámicas que trascienden dicho límite-, estuvo hasta ahora alimentada por gestiones con intereses políticos contrapuestos a ambos lados del mismo.

Una gobernadora bonaerense, un intendente de CABA, y un presidente del mismo partido, es un beneficio que viene con la responsabilidad de posibilitar el fin del territorio como excusa. Un alineamiento político-territorial  que acompaña el funcionamiento de lo que para los expertos tiene desde hace mucho nombre propio, Región Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El gobierno apunta a dar el “batacazo” en la gestión integrada de una ciudad en la que la mitad de sus trabajadores se mueve diariamente desde y hacia el conurbano, convirtiéndola en un todo indivisible. El RER (Red de Expreso Regional), reflota un proyecto de los 70 de unir la red de ferrocarril metropolitano a la de subte. 16 km de túneles, nuevas estaciones, y un enorme nodo de interconexión modal bajo el microcentro. Las objeciones: el impacto ambiental, y la postergada ampliación del subterráneo, deben calibrarse con la ventaja que un sistema de “expresos” (punto a punto) supone en  la reducción de tiempos y mejora en la calidad de viaje para millones que influiría en los patrones masivos de uso de auto, causa central de congestión y polución. El avance dependerá de flanquear lo que en su momento impidió la alternancia de miradas de vuelo bajo, o incapaces de sortear la resistencia inherente a la inercia funcional, conflictos internos y externos de los gremios de subtes y trenes.

Producir infraestructura de acuerdo con una unidad analítica más realista  no significa hacer ciudad incluyente -aún si se reemplazan autobuses por autopistas,- si no se aborda la brecha entre producción y apropiación. ¿Estará el macrismo a la altura de un desafío, para muchos extraño a su ADN? La propuesta del ministro de transporte de subsidiar usuarios en lugar de empresas va en esa dirección. Se verá en el peso del costo de movilidad sobre el salario mínimo con la obra concluida.

Apropiación es también capitalizar recursos científico- técnicos, y productivos propios. Un Estado capaz de articular necesidades con cadenas de valor y trabajo genuino. Financiar la totalidad de una megaobra con deuda externa, según parece ser la idea, repetiría los errores de un gobierno que mientras invocaba keynesianismo y sustitución de importaciones, compraba parque ferroviario a China con onerosos problemas de adaptación a la red local. Cuando expertos aseguraban la viabilidad de reciclar y producir el propio. No solo los trenes no terminan en el Riachuelo. Las redes de servicios básicos que garantizan ambiente digno tampoco. Su ausencia se liga a la de vivienda formal a la que éstos se asocian. El suelo ocupado, que supera con creces su acceso vía mercado, de baja calidad e inundable carece de agua potable, cloacas, y recolección de residuos. Su provisión implica reconocimiento institucional, y una vía jurídica para su eventual reclamo. Los “barones” prefieren manipular el bienestar dando con cuentagotas y según la lógica del “palo y la zanahoria”. El hacinamiento resultante de la falta de planificación en tierra escasa, la acumulación de basura que se resuelve con quemas, conforman un cuadro medioambiental crítico para millones.

Formalizar e integrar villas y asentamientos son pasos impostergables -no hay apropiación sin calidad de vida-, dentro de un nuevo paradigma que facilite acceso al suelo formal como único camino hacia una ciudad incluyente. En esperar todo del macrismo, subyace una cultura autoinfligida de ejercicio limitado de ciudadanía, que avala en parte, la confusión entre gobierno y Estado de los últimos años. Acaso la posibilidad de cambio, se vincule más que a la convergencia partidaria de poderes ejecutivos. A la convergencia de la transversalidad real, para definir en clave de consenso políticas de Estado de vivienda y suelo en una ciudad mayor que la suma de sus partes.
 
Publicado en: http://www.clarin.com/opinion/Region_Metropolitana-Asentamientos-Sistema_de_transporte_0_1502849734.html

lunes, 21 de diciembre de 2015

GEOGRAFÍA DEL TRANSPORTE PÚBLICO EN LA CIUDAD DE PUNTA ALTA


Tesinas presentadas y aprobadas el 16 de diciembre de 2015 en el Profesorado de Geografía del ISFD N° 79. De izq. a derecha: Prof. Gabriela Pessoa (Bajo Hondo: la declinación de un pueblo rural), Prof. Juan José Rodríguez (Desarrollo económico de Coronel Rosales), Pamela Bértora (Geografía del transporte público en la ciudad de Punta Alta), Dra. Diana Durán (prof. de Investigación Geográfica II) y Prof. Cinthya Valdés (El equipamiento urbano y su incidencia en la calidad de vida de los barrios periféricos de Punta Alta) Todos los alumnos demostraron su capacidad de análisis e interpretación en la demostración de las hipótesis planteadas en sus investigación geográficas de carácter local. ¡Felicitaciones a los egresados de la carrera!

En esta entrada incluiremos la presentación de la Prof. Pamela Bértora que mereció la nota sobresaliente y se destacó por su análisis sobre el transporte público en la ciudad de Punta Alta.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

¡FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO LES DESEA GEOPERSPECTIVAS!


Tras ocho años de desarrollo como blog de difusión de innovaciones en la Educación Geográfica, Geoperspectivas con más de 2.200.000 de visitantes y 1389 entradas dedicadas a los más diversos contenidos de la Geografía (estadísticas en Google desde mayo de 2010) desea a sus visitantes de Argentina, América Latina y el mundo, los mejores augurios para estas Fiestas.

Seguiremos transitando en 2016 los mismos itinerarios en pos de una mejor Educación Geográfica... 

Dra. Diana Durán

viernes, 11 de diciembre de 2015

UNA DEUDA AMBIENTAL INTERNA

 

Cartografía del despojo: la pugna de dos modelos, recursos naturales versus bienes comunes. Fuente: iconoclasistas.com.ar

Una deuda ambiental interna

Por Hector Zajac |PERFIL

Hay que decirlo: Argentina contribuye sólo al 0,7% de las emisiones globales. ¿Una nación con ríos como cloacas abiertas, minas que vierten cianuro y pasteras del siglo XIX tiene una huella de CO2 por habitante 4.500 veces menor que la prístina Alemania? Variable que además nos sobrerrepresenta (tenemos la mitad de su población y cinco veces su superficie). En oposición a problemas globales como el narcotráfico, cuya visión hegemónica, convenientemente lejos del ombligo, se centra en la geografía del origen. Un approach más justo en lo ambiental traslada las emisiones al consumo: si en una cadena de indumentaria o calzado intervienen curtiembres y fábricas contaminantes en Marruecos e Indonesia, más del 73% del producto se consume en EE.UU. y la UE con las huellas más altas. Que además exportan a países en desarrollo con procesos productivos de tecnologías obsoletas, predando en marcos ambientales vulnerables al hambre de capitales. Si Kyoto legitimó una responsabilidad desigual por las emisiones. ¿Por qué autolimitarnos con un voluntarismo fashion de ONG importada, que asimila targets de reducción a los de países desarrollados puenteando singularidades, límites y posibilidades de política real, y cuyas implicancias confunden a la hora de definir la naturaleza y el orden de jerarquía de una agenda ambiental a futuro?

Apagar incendios fue lema de política energética. Se importaron turbinas diésel para un aumento sostenido de la demanda que produjo la reactivación post crisis del 2001.El resultado: un retroceso en cantidad y calidad, casi un 60% de la electricidad producida proviene de la quema de combustible fósil, en contraposición con un 40% a fines de los 80. Una matriz que necesita recuperar su potencial hidroeléctrico y nuclear persistiendo en la explotación petrolera para equilibrar una caja que importa 5 mil millones de dólares anuales. Las renovables de bajo impacto que no proveen la intensidad para uso industrial urbano, pero funcionan a nivel rural comunitario o como back up de redes ya existentes. Avances en la eólica duplican la potencia de hace dos décadas, cuando 600 turbinas producían lo mismo que una central eléctrica de carbón. Merece consideración su desarrollo en “parques” que apunta a una meseta patagónica rica en sus factores limitantes, viento y suelo barato. Nuestra deuda ambiental no es con París, sino interna. Abordarla, es discutir el modelo que impulsa vía expansión agraria y extractiva desplazamientos que condenan a millones a la urbanización informal y al ambiente crítico con la que se asocia. Así como a una deforestación sin precedentes que genera inundaciones y sequías. Un cambio climático a escala local que padecen quienes carecen y que a la vez compromete la absorción de CO2 a nivel nacional afectando nuestra performance global.

Nadie cuerdo sugeriría que el macrismo fuera en contra de lo que da de comer al país. El modelo agroexportador llegó para quedarse. Sus aristas más negativas le hacen precio a la región pampeana, pero se despliegan allí donde la soja se abre paso con topadoras sobre cadáveres de yungas y de monte chaqueño, atropellando cultura y sustento en una pelea desigual y de resultado cantado. Acaso lo posible sea parar el abuso. Los hados de gobernabilidad favorable y de cambio que brevemente confiere una “luna de miel”, abren un espacio, para exigir y responsabilizar al Ejecutivo entrante el cumplimiento a rajatabla de la Ley de Bosques. Pero como la política detesta el vacío, harán falta estrategias de desarrollo regional para restituir con empleo genuino aquel que, aunque precario, se perderá. Y para frenar el flujo constante de población que de otro modo padecerá las “trampas ambientales” de la urbanización informal. De aquí que el mejor modo de honrar la COP21 sea una política de Estado para la integración de villas y asentamientos. El acceso al suelo formal, es acceso al ambiente limpio.

* Geógrafo UBA, Magíster UNY

jueves, 3 de diciembre de 2015

PRIMERAS JORNADAS DE LA RED DE DOCENTES E INVESTIGADORES EN LA ENSEÑANZA DE LA GEOGRAFÍA DE UNIVERSIDADES PÚBLICAS




ACCEDER A PRIMERA CIRCULAR DE LAS JORNADAS AQUÍ

¿Qué es la RedIEG? RedIEG es una red de docentes e investigadores en la enseñanza de la Geografía de Universidades Públicas Argentinas que se ha conformado desde el año 2012 y que viene participando desde entonces en los Congresos Nacionales de Geografía y en reuniones anuales en las distintas universidades.

La misma tiene como objetivo generar espacios de socialización, capacitación y perfeccionamiento de la enseñanza de la Geografía y la formación docente.

Inscripciones: Estas jornadas están dirigidas a docentes secundarios y docentes e investi-gadores universitarios y terciarios, vinculados a la enseñanza de la geografía, docentes, estudiantes de profesorado. 9 y 10 de junio de 2016, en Bahía Blanca en el complejo de calle Rondeau 29, UNS.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

GEOGRAFÍA Y GÉNERO. CURSO EN SERVICIO. FEBRERO 2016



CURSO EN SERVICIO PARA FEBRERO DE 2016. . 16, 23 Y 26 DE FEBRERO DE 8 A 12 HS.

INSCRIPCIONES EN CIIE BAHÍA BLANCA: 16, 17 y 18 de diciembre de 2015. Ingeniero Luiggi 238. Tel/Fax: 0291 - 4501672. Bahía Blanca

martes, 1 de diciembre de 2015

CALLES Y ESPACIOS VERDES EN CERRI, BAHÍA BLANCA





Situación de las calles y espacios verdes en el sector urbano de la localidad de General Daniel Cerri (Partido de Bahía Blanca) Alumnas: Prof. Ferrero, Silvina, Prof.  Dumrauf, Carina. El Uso de la cartografía digital en la Educación Secundaria. Capacitadora: Diana Durán. Centro de Investigación e Innovación Educativa. Bahía Blanca. Año 2015.

domingo, 29 de noviembre de 2015

LA CONFERENCIA DE PARÍS. CUMBRE DEL CLIMA (COP 21)




La 21ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP) y la undécima sesión de la Conferencia de la Partes en calidad de reunión de las Partes al Protocolo de Kyoto (CMP) tendrá lugar del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París, Francia.

Los gobiernos deberían alcanzar un nuevo acuerdo sobre cambio climático en París, que debe poner a todas las naciones en la vía de un futuro sostenible,  impidiendo el aumento de la temperatura media mundial a más de 2 grados centígrados. Esta es la línea de defensa acordada internacionalmente contra los peores futuros impactos climáticos.

El acuerdo de la Conferencia de París (COP 21/CMP 11) estará bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, será impulsado por el pdf-icon objetivo final de la misma, se guiará por sus principios de igualdad y de responsabilidad común pero diferenciada, en función de las respectivas capacidades y teniendo en cuenta las circunstancias nacionales.

Las negociaciones están desarrollando marcos para aumentar la acción y la rendición de cuentas en las siguientes áreas clave:
  • Los compromisos y planes nacionales para el periodo posterior al año 2020, recopilados en las contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés).
  • Transparencia internacional y rendición de cuentas de las acciones de los países.
  • Apoyo tecnológico y financiero adecuado para los países en desarrollo para que construyan sus propios futuros de energía limpia y resiliencia climática.  
  • Trayectoria de emisiones y dirección a largo plazo globales.
Los países bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático produjeron en su sesión en Ginebra, en febrero de este año, pdf-icon el texto de la negociación oficial sobre el que se basan las negociaciones substanciales.

El 24 de julio de 2015, los copresidentes emitieron el documento,que proporciona claridad sobre lo que podría contener el acuerdo legal emergente, qué decisiones se podrían tomar en el momento en el que sea adoptado y qué otras habrá que tomar para hacerlo totalmente operativo antes de su entrada en vigor en 2020. 




Las bases del Cambio Climático: causas, consecuencias y soluciones  BAJAR AQUÍ

Primer documento elaborado por FARN vinculado con el cambio climático y las negociaciones de cara a la próxima Cumbre de París en diciembre próximo.

Guía del Cambio Climático (Ecoportal. net.  http://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/Guia-practica-Conoce-los-terminos-de-la-COP21)

Cambio climático: Cambio del clima atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial.

CMNUCC (UNFCCC en inglés): Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Fue adoptada en Nueva York en 1992. Su objetivo es “la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático”.

Las Partes (Parties en inglés): Los países miembros de la CMNUCC. Son 195 países, y 196 “Partes”, ya que la Unión Europea se cuenta como una Parte adicional a sus 28 países miembros.

GEI (Gases de Efecto Invernadero):  Gases cuya presencia en la atmósfera contribuyen al efecto invernadero. Los más importantes están presentes en la atmósfera de manera natural, aunque su concentración puede verse modificada por la actividad humana.

Combustibles fósiles: Principalmente el petróleo, el gas y el carbón. Cuando se queman para obtener energía se liberan gases de efecto invernadero.

Quinto informe del IPCC: El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es un órgano de las Naciones Unidas fundado en 1988 y constituido por cientos de expertos. En el 2014, publicó su Quinto Informe de Evaluación sobre cambio climático, que sirve de referencia científica en las negociaciones

ADP: Grupo de Trabajo sobre la Plataforma de Durban para una Acción Reforzada, o simplemente Plataforma de Durban. Es el grupo encargado de las negociaciones del nuevo acuerdo climático global. Fue creado en el 2011, durante  la COP17 en la ciudad de Durban (Sudáfrica).

La meta de los 2°C: Los países acordaron como objetivo mantener el calentamiento global del planeta por debajo de los 2°C comparado a los niveles pre-industriales (es decir antes de 1880). Esta meta está siendo discutida por un grupo de países, que propone apuntar a los 1.5°C para evitar graves riesgos climáticos en el planeta. Hoy en día, el calentamiento global ya alcanza los 0.85°C.

Mitigación: Reducción de las emisiones de GEI.

Adaptación: Medidas por las cuales los países se pueden adaptar a los efectos del cambio climático que ya se están manifestando, por ejemplo en América Latina: desglaciación, inundaciones o sequías extremas.

Pérdidas y daños (loss and damage en inglés): Efectos del cambio climático a los cuales uno no se puede adaptar, como los eventos naturales extremos o la subida del nivel del mar en las islas del Caribe.

INDC: Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (Intended Nationally Determined Contributions en inglés), o simplemente Contribuciones nacionales o Compromisos climáticos nacionales. Son compromisos de reducción de GEI que cada país presenta de manera voluntaria, de acuerdo a sus realidades. Pueden incluir también acciones de adaptación, entre otros temas.

Business as usual (BAU): Escenario “si todo sigue igual”, es decir en el cual no se implementarían medidas de mitigación.

FVC (GCF en inglés): Fondo Verde para el Clima (Green Climate Fund en inglés). Se creó para para dar soporte a los países en desarrollo en la implementación de sus planes de mitigación y adaptación. Los países desarrollados se comprometieron a aportar 100 millones de dólares anuales a partir del 2020.

Anexo 1 versus No-Anexo 1:  El primer grupo, “Anexo 1?, se integra con países desarrollados que han adoptado compromisos de reducción de GEI en el Protocolo de Kioto, y el segundo “No Anexo 1? son  los países en desarrollo que, por este motivo, no han asumido obligaciones de disminución de emisiones pero que contribuyen al objetivo del Protocolo a través de la acogida en sus territorios de actividades que reduzcan y absorban cantidades de GEI en la atmósfera.

Acuerdo: Según explica Naturaleza Interior, el nuevo acuerdo climático entrará en vigencia a partir del año 2020 y se espera que produzca un gran cambio en la forma en que la humanidad utiliza frenéticamente los combustibles fósiles. Este acuerdo buscar frenar el incremento de temperatura en el planeta, orientar a nuestras sociedades del mundo a uso sostenible de los recursos, a alcanzar una “descarbonización” de la economía, y miles de millones de dólares en inversión en acciones climáticas positivas. Se espera que el acuerdo sea aprobado por los 195 países de la CMNUCC al final de la COP21. Durante la cumbre, se discutirá la forma legal que tomará el documento.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL ESTADO ISLÁMICO. GEOGRAFÍAS Y CARTOGRAFÍAS


 Expansión del Estado Islamico (Fuente: La historia con mapas)

La región y localización de Raqqa que se considera la capital del Estado Islámico. Elaboración personal en base a Google Earth


La distribución de la población regional. Elaboración personal en base a Arc Gis on line


La organización Estado Islámico (EI; en árabe: الدولة الإسلامية, al-Dawla al-Islāmīya) o Daeshnota es un grupo terrorista insurgente, de naturaleza fundamentalista yihadista wahabita, autoproclamado califato, asentado en un amplio territorio de Irak, Turquía y Siria. El grupo es controlado por radicales fieles a Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado "califa de todos los musulmanes". Técnicamente el grupo se organiza como un Estado no reconocido, ya que controla de facto varias ciudades como Mosul, Faluya o Al Raqa, siendo esta última considerada su capital. 

El geógrafo y analista Fabrice Balanche asegura que, entre Irak y Siria, los jihadistas sunnitas controlan cerca de 300.000 kilómetros cuadrados, un área del tamaño de Italia.

Estado Islámico se define a sí mismo con un califato. Directamente por debajo de el califa hay cuatro consejos: de la sharía (ley islámica), de la shura (asesor), militar y de seguridad. Los dos últimos son los más poderosos. Esta estructura de una cabeza más cuatro entidades que responden a ella se repite a lo largo de la cadena de mando, hasta el nivel más local.

El Estado Islámico (EI) no sólo tiene armas y vehículos, sino que también fabrica uniformes, banderas y publicidad, y se estima que posee una fortuna de US$ 2 mil millones. Es muy difícil frenar el flujo de dinero, ya que su principal fuente de ingreso son los pozos de petróleo en Irak y Siria.
El último califato que el mundo conoció fue el del Imperio Otomano, que se convirtió en historia tras concluir la Primera Guerra Mundial. Ahora el grupo Estado Islámico, que era hasta hace pocos días conocido como ISIS (Estado Islámico de Irak y el Levante, por su nombre en inglés) ha establecido unilateralmente un nuevo califato en las áreas que controla en Irak y Siria.

La del Estado Islámico es una iniciativa de un grupo extremista sunita que no será reconocida por (la chiita) Irán y los musulmanes chiitas en general, ni por Arabia Saudita, (que aunque es de mayoría sunita) se ve a sí misma como custodia de los sitios más sagrados del Islam.

Areas reclamadas y controladas por Estado Islámico
Fuente: políticainternacional.es


 El Economista


 Cartografía con mayores detalles

La historia con mapas

QUÉ ES EL ESTADO ISLÁMICO BBC MUNDO






Se ha establecido un califato, que es una forma de Estado dirigido por un líder político y religioso de acuerdo con la ley islámica o sharia, que controla un territorio entre los Estados de Siria e Irak y que pretende recibir el apoyo total del mundo musulmán.
Aunque sólo tiene presencia en estos dos países, EI prometió "romper las fronteras" del Líbano y Jordania con el fin de "liberar a Palestina".
Ha pedido el apoyo de los musulmanes de todo el mundo y demanda que todos juren lealtad a su líder (califa), Abu Bakr al-Baghdadi.





Tras los atentados de París, los refugiados no se deben convertir en chivos expiatorios. martes 17. noviembre 2015. ACNUR Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

ACNUR está profundamente preocupado por las noticias aún no confirmadas que apuntan a que uno de los atacantes en París podría haber entrado en Europa en el flujo actual. Creemos firmemente en la importancia de preservar la integridad el sistema de asilo. El asilo y el terrorismo no son compatibles. La Convención sobre los Refugiados de 1951 es muy clara al respecto y, de hecho, excluye de su ámbito a quienes hayan cometido crímenes.


El Estado Islámico y la revolución negativa Santiago Alba Rico. El Diplo. 2015

Si queremos combatir realmente al EI conviene insistir, por tanto, en que: 1) se trata del resultado de una revoluciónfracasada, 2) es inseparable del regreso del imperialismo y la dictadura, con sus secuelas de violencia fratricida ysectaria y 3) que las primeras y más numerosas víctimas de su radicalidad rebelde son los propios musulmanes, quecomponen asimismo el grueso de las fuerzas que lo combaten. Combatir al EI con intervenciones y bombardeos en lazona y con medidas islamofóbicas en las metrópolis europeas –deberíamos tener suficiente experiencia histórica alrespecto– sólo servirá para subrayar la hipocresía occidental y, frente a ella, aumentar el prestigio del terror. No es fácilvolver atrás cuatro años, pero las intifadas populares de 2011 deberían recordarnos cuál es la solución: democracia ysoberanía. Las “primaveras árabes” revelaron hasta qué punto estas tres fuerzas mellizas (imperialismos, dictaduras yyihadismo) están muertas; yo he hablado a menudo del “retorno de los zombis”. Por desgracia sabemos por laspelículas que los zombis, aunque estén muertos, pueden gobernar el mundo –y seguir matando vivos– por toda laeternidad.


LA CONSTRUCCIÓN OCCIDENTAL DE LA FIGURA DEL ENEMIGO ISLÁMICO. LA NUEVA HEGEMONÍA DE ESTADOS UNIDOS. Florencia Beltrame Universidad de Buenos Aires APOSTA. Revista de Ciencias Sociales. Antecedentes. 

Las raíces socioestructurales del terrorismo fundamentalista islámico Antonio J. Romero-Ramírez. Universidad de Granada. Yolanda Troyano-Rodríguez. Universidad de Sevilla, España. Convergencia. Revista de Ciencias Sociales, vol. 20, núm. 62, mayo-agosto, 2013, pp. 181-198. Universidad Autónoma del Estado de MéxicoToluca, México 

El terrorismo fundamentalista islámico no es un fenómeno monolítico, ya que es protagonizado por múltiples y variados actores. A pesar de su diversidad, este fenómeno hunde sus raíces en la propia trayectoria histórica de los países árabe-musulmanes, y en el tipo de estructura política, social y económica de estas sociedades. El análisis de dicha serie de variables es indispensable para poder interpretar el papel y la eficacia del terrorismo fundamentalista islámico en el mundo actual. 


Estos artículos y mapas que hemos incluído en esta entrada se seleccionado para conocer las características geográficas del ¿Estado Islámico?, pero estamos en total desacuerdo con la violencia que tanto los fundamentalistas como los gobiernos europeos y los EE.UU., ejercen sobre los pueblos asentados en esos territorios que han provocado numerosas muertes en la población civil y sometido a la migración forzada a miles y miles de personas.

Dra. Diana Durán