sábado, 30 de agosto de 2008

HURACÁN GUSTAV



Imagen GOES del Gustav

LA HABANA (Reuters) - Por Jeff Franks. El huracán Gustav se fortaleció el sábado alimentado por las cálidas aguas del Caribe y avanzaba hacia el oeste de Cuba convertido en una tormenta de categoría 3, en una ruta hacia los yacimientos petroleros del Golfo de México.
Gustav, que dejó al menos 77 muertos a su paso por el Caribe, atravesó las Islas Caimán y se dirigía directamente a la Isla de la Juventud del sur de Cuba.
Los meteorólogos prevén que la tormenta atravesará el Golfo de México y llegará al centro del estado de Luisiana el martes, con la misma fuerza brutal con que se presentó el huracán Katrina hace tres años.
El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) informó que los vientos sostenidos de Gustav aumentaron a 195 kilómetros por hora, convirtiéndose en una peligrosa tormenta categoría 3 en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles.
Cualquier tormenta con vientos de al menos 178 kph por hora es considerada como "seria" por el CNH.
De acuerdo a los pronósticos, Gustav podría convertirse en una tormenta de categoría 4 con vientos de al menos 210 kph antes de llegar a las costas de Cuba.
El huracán podría fortalecerse el domingo, cuando se adentre en el Golfo de México, donde plataformas a mar abierto producen el 25 por ciento del crudo estadounidense y el 15 por ciento de su gas natural.
Se espera que caigan entre 30 centímetros de lluvia durante el paso de la tormenta por Cuba y su camino hacia el Golfo.


Boletín de Huracanes Yucatán sobre el Gustav



Gustav se dirige hacia el Golfo de México y el sudeste de EE.UU.

La noticia detallada del Gustav en BBC



Situación del Gustav al 30 de agosto.

Centro Nacional de Huracanes - USA

Evacuación de New Orleans - Recuerdos de Katrina...

1 comentario:

samantha dijo...

Hola, la nota hace mención a las difrentes etapas y categorias que atravesó este huracán desde su origen, este artículo muestra además la vulnerabilidad a la que se encuentran las poblaciones de América central ante la llegada de este fenómeno de la naturaleza.