miércoles, 20 de febrero de 2008

IDENTIDAD Y CULTURA - Notas sobre el ser rosaleño

Artículo escrito para Geoperspectivas por Héctor Correa sobre la realidad cultural rosaleña




Expresión de la cultura rosaleña. Roberto A. Hernández, fotografía.

4 comentarios:

Jhony dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jhony dijo...

Me parece muy bueno el comentario que el autor establecde en cuanto a la identidad rosaleña, aunque considero, desde mi humilde posición de estudiante, que equivoca el camino en un sentido, ya que observa la identidad del rosaleño desde el punto de vista cultural, y si bien reconoce que es un termino amplio, tal vez no tiene en cuenta, por el mismo motivo, que cultura es "todo lo que el hombre hace y como lo hace y en cuánto lo hace", la cultura del ser rosaleño, tal vez, tiene que ver con ese cuánto.
Vaya como ejemplo dos hechos de relevancia mundial: la presencia de Darwin en nuestra zona y el Premio de la Dra. Teresa Manera de Bianco (Premio Rolex 2005, vide:http://www.ellitoral.com/index.php/diarios) que posiciona a nuestra ciudad a nivel mundial y que los rosaleños estamos tomando poco a poco conciencia de esta importancia, poco a poco, claro está, pero no olvidemos que el viejo adagio nos dice "El camino mas largo del mundo comienza con un primer paso", yo creo que el primer paso ya lo hemos dado, los porvenir, tal vez, sean los mas pesados y sedentarios, pero seran consecuencia de éstos primeros.
Vaya un gran abrazo para el autor de "Identidad y Cultura..." ya que su crítica es muy importante e interesante y esboza un necesario replanteo de nuestro cotidiano hacer.

Héctor Correa dijo...

Desde ya un cordial saludo, y quisiera agradecer tu comentario crítico sobre la nota. Sólo una pequeña aclaración creo que vale la pena añadir. Los hallazgos paleontológicos, no cabe duda, son de una importancia relevante, no sólo como descubrimiento en sí, sino como muestra, ejemplo de una clara actitud tesonera y sacrificada, desde el punto de vista científico, para demostrar que en este lado del mundo también existe curiosidad e inquietud por los orígenes del hombre (y de la vida en la región) a partir de sus restos fósiles. Tiene alcances que van más allá aún, al señalar que es necesario preservar ese espacio científico, que el turista o el visitante ocasional, debe prestar especial atención en el sitio, entendido éste como de importancia socio-cultural con connotaciones humanísticas en tanto y en cuanto portan valores muy poco trabajados o atendidos entre nosotros, como ser la defensa de nuestro patrimonio histórico-cultural y el interés por lo ancestral. Hacen a la riqueza y profundidad del rosaleño el saber poner en valor lo nuestro, tangible e intangible, es decir todo. Por último, se me ocurre que la labor del Museo Darwin merece un tratamiento aparte, dada su importancia. Conocer cómo surge, se inicia, se desarrolla, y cómo debería insertarse en la comunidad para que esa relevancia mundial alcanzada se torne en pertenencia y pase a formar parte de ese ser rosaleño tan polémico. Un abrazo

Jhony dijo...

infinitas gracias por su aclaración y por haber leído mi crítica, que no lo es tanto ni pretende serlo. Un abrazo. Juan.-