jueves, 14 de enero de 2010

CATÁSTROFE EN HAITÍ. LA VULNERABILIDAD Y SUS CONSECUENCIAS



Terremoto en Haití: cobertura en vivo de BBC Mundo





Radiografía de Haití



Haití. La peor geografía para un terremoto BBC Mundo.

EN ESTE MOMENTO ES PERENTORIO: CÓMO AYUDAR A HAITÍ

Cómo ayudar a través de la web

A través de Google

Para profundizar la cuestión de los riesgos y en especial la vulnerabilidad de un país como Haití.

Riesgos y catástrofes Lic. Diana Durán para Geoperspectivas.

“Las condiciones de vulnerabilidad están representadas por la pobreza, la desorganización social (en términos de una organización social que niega la relación con el ambiente, o entre sectores sociales o, directamente, con ciertos aspectos de las realidad), las ideologías fatalistas, la ausencia de sistemas institucionalizados de seguridad ciudadana, la falta de controles y normativas sobre el uso del suelo urbano, el nivel de cobertura de los servicios públicos y mantenimiento de la infraestructura urbana, entre otros aspectos” Hilda Herzer.

Según nuestra postura todavía los organismos internacionales y la sociedad global no responden con la necesaria racionalidad y "humanidad" a los eventos catastróficos de las poblaciones vulnerables.

7 comentarios:

MarcoTVS dijo...

El gran reto para los países está en gestionar el riesgo integralmente y desde el Estado. Porque nada se hace con estudiar bien la amenaza sin mitigar la vulnerabilidad. O vice versa.
Saludos desde Costa Rica

Diana Durán dijo...

Estoy de acuerdo, Marco,y de eso se trata la presentación titulada "Riesgos y catástrofes" que se linkea en esta entrada, donde se conceptualiza el riesgo, la amenaza y la vulnerabilidad. Pero un país como Haití no tiene capacidad de gestión estatal; requiere la cooperación internacional y es víctima del subdesarrollo, la globalización, el neoliberalismo dominante y los procesos de centro y periferia que bien conocemos los geógrafos.
Saludos desde Punta Alta, Argentina

nancy guillermina dijo...

Cómo!? es lo que no entiendo, hasta las catástrofes en ese pais tan desolado de HUMANIDAD, con carencias tan grandes como los habitantes que en ella residen, donde el Ingreso per cápita es extremo, lágrimas son pocas... las que se me cruzan por la mente, y por el alma, al ver tanta falta de TODO hasta de dignidad,
que dignidad se puede tener en un sitio, donde los ingresos son de u$s 1,00 diario!!! Por Dios, ni siquiera se puede pensar uno en esa situación, lamentablemente está todo manipulado por los "grandes" que en busca de riquezas para esta vida( la de ellos, no sus nietos o generaciones futuras) devastan todo, desde el medio ambiente, hasta la integridad de paises pobres, que se sigue endeudando con estos GIGANTES, HASTA QUE PUNTO?? Diana no sigo, porque la indignacion es tal que hasta pareciera que todo esta conpirando conra ese pobre país!! Saludos

Diana Durán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana Durán dijo...

Entiendo tu indignación, Nancy, que es la misma que detentamos todos aquellos que tenemos cierta comprensión humana y geográfica de la realidad del mundo actual.
Saludos,
Diana

Anónimo dijo...

Guillermo Martín Ríos:
Por cuestiones laborales tuve oportunidad de seguir de cerca el desarrollo de Haití durante todo el 2008.Parece ser un país condenado a sufrir estos desastres que casualmente llegan en momentos donde se habla de estabilidad política, en donde las empresas comienzan a invertir aportando nuevos trabajos y se percibe un muy bien fundado optimismo hacia el futuro. Por ello la tragedia no pudo haber llegado en peor momento.Los retos que enfrentan el presidente René Préval y su gobierno han sido redefinidos. Desde nuestro lugar el sentimineto de indignación es muy fuerte, sobre todo cuando escuchamos que se le perdonará la deuda externa a un país que vive en extrema pobreza. En que momento podrían haberla pagado?
Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Marco sobre gestionar el riesgo integralmente y desde el Estado.
El tiempo para actuar de manera colectiva y sostenida a largo plazo es ahora. Aunque cueste imaginarlo, fracasar en ese esfuerzo puede tener consecuencias aún mayores que las provocadas por el terremoto en materia social, política y de seguridad. El gobierno de Haití, debe transformar las consecuencias catastróficas de este desastre en la oportunidad de construcción de un marco sostenible para el desarrollo futuro de Haití.

Diana Durán dijo...

Gracias por la información, Guillermo. Muy ilustrativa.