miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL ESTADO ISLÁMICO. GEOGRAFÍAS Y CARTOGRAFÍAS


 Expansión del Estado Islamico (Fuente: La historia con mapas)

La región y localización de Raqqa que se considera la capital del Estado Islámico. Elaboración personal en base a Google Earth


La distribución de la población regional. Elaboración personal en base a Arc Gis on line


La organización Estado Islámico (EI; en árabe: الدولة الإسلامية, al-Dawla al-Islāmīya) o Daeshnota es un grupo terrorista insurgente, de naturaleza fundamentalista yihadista wahabita, autoproclamado califato, asentado en un amplio territorio de Irak, Turquía y Siria. El grupo es controlado por radicales fieles a Abu Bakr al-Baghdadi, autoproclamado "califa de todos los musulmanes". Técnicamente el grupo se organiza como un Estado no reconocido, ya que controla de facto varias ciudades como Mosul, Faluya o Al Raqa, siendo esta última considerada su capital. 

El geógrafo y analista Fabrice Balanche asegura que, entre Irak y Siria, los jihadistas sunnitas controlan cerca de 300.000 kilómetros cuadrados, un área del tamaño de Italia.

Estado Islámico se define a sí mismo con un califato. Directamente por debajo de el califa hay cuatro consejos: de la sharía (ley islámica), de la shura (asesor), militar y de seguridad. Los dos últimos son los más poderosos. Esta estructura de una cabeza más cuatro entidades que responden a ella se repite a lo largo de la cadena de mando, hasta el nivel más local.

El Estado Islámico (EI) no sólo tiene armas y vehículos, sino que también fabrica uniformes, banderas y publicidad, y se estima que posee una fortuna de US$ 2 mil millones. Es muy difícil frenar el flujo de dinero, ya que su principal fuente de ingreso son los pozos de petróleo en Irak y Siria.
El último califato que el mundo conoció fue el del Imperio Otomano, que se convirtió en historia tras concluir la Primera Guerra Mundial. Ahora el grupo Estado Islámico, que era hasta hace pocos días conocido como ISIS (Estado Islámico de Irak y el Levante, por su nombre en inglés) ha establecido unilateralmente un nuevo califato en las áreas que controla en Irak y Siria.

La del Estado Islámico es una iniciativa de un grupo extremista sunita que no será reconocida por (la chiita) Irán y los musulmanes chiitas en general, ni por Arabia Saudita, (que aunque es de mayoría sunita) se ve a sí misma como custodia de los sitios más sagrados del Islam.

Areas reclamadas y controladas por Estado Islámico
Fuente: políticainternacional.es


 El Economista


 Cartografía con mayores detalles

La historia con mapas

QUÉ ES EL ESTADO ISLÁMICO BBC MUNDO






Se ha establecido un califato, que es una forma de Estado dirigido por un líder político y religioso de acuerdo con la ley islámica o sharia, que controla un territorio entre los Estados de Siria e Irak y que pretende recibir el apoyo total del mundo musulmán.
Aunque sólo tiene presencia en estos dos países, EI prometió "romper las fronteras" del Líbano y Jordania con el fin de "liberar a Palestina".
Ha pedido el apoyo de los musulmanes de todo el mundo y demanda que todos juren lealtad a su líder (califa), Abu Bakr al-Baghdadi.





Tras los atentados de París, los refugiados no se deben convertir en chivos expiatorios. martes 17. noviembre 2015. ACNUR Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados

ACNUR está profundamente preocupado por las noticias aún no confirmadas que apuntan a que uno de los atacantes en París podría haber entrado en Europa en el flujo actual. Creemos firmemente en la importancia de preservar la integridad el sistema de asilo. El asilo y el terrorismo no son compatibles. La Convención sobre los Refugiados de 1951 es muy clara al respecto y, de hecho, excluye de su ámbito a quienes hayan cometido crímenes.


El Estado Islámico y la revolución negativa Santiago Alba Rico. El Diplo. 2015

Si queremos combatir realmente al EI conviene insistir, por tanto, en que: 1) se trata del resultado de una revoluciónfracasada, 2) es inseparable del regreso del imperialismo y la dictadura, con sus secuelas de violencia fratricida ysectaria y 3) que las primeras y más numerosas víctimas de su radicalidad rebelde son los propios musulmanes, quecomponen asimismo el grueso de las fuerzas que lo combaten. Combatir al EI con intervenciones y bombardeos en lazona y con medidas islamofóbicas en las metrópolis europeas –deberíamos tener suficiente experiencia histórica alrespecto– sólo servirá para subrayar la hipocresía occidental y, frente a ella, aumentar el prestigio del terror. No es fácilvolver atrás cuatro años, pero las intifadas populares de 2011 deberían recordarnos cuál es la solución: democracia ysoberanía. Las “primaveras árabes” revelaron hasta qué punto estas tres fuerzas mellizas (imperialismos, dictaduras yyihadismo) están muertas; yo he hablado a menudo del “retorno de los zombis”. Por desgracia sabemos por laspelículas que los zombis, aunque estén muertos, pueden gobernar el mundo –y seguir matando vivos– por toda laeternidad.


LA CONSTRUCCIÓN OCCIDENTAL DE LA FIGURA DEL ENEMIGO ISLÁMICO. LA NUEVA HEGEMONÍA DE ESTADOS UNIDOS. Florencia Beltrame Universidad de Buenos Aires APOSTA. Revista de Ciencias Sociales. Antecedentes. 

Las raíces socioestructurales del terrorismo fundamentalista islámico Antonio J. Romero-Ramírez. Universidad de Granada. Yolanda Troyano-Rodríguez. Universidad de Sevilla, España. Convergencia. Revista de Ciencias Sociales, vol. 20, núm. 62, mayo-agosto, 2013, pp. 181-198. Universidad Autónoma del Estado de MéxicoToluca, México 

El terrorismo fundamentalista islámico no es un fenómeno monolítico, ya que es protagonizado por múltiples y variados actores. A pesar de su diversidad, este fenómeno hunde sus raíces en la propia trayectoria histórica de los países árabe-musulmanes, y en el tipo de estructura política, social y económica de estas sociedades. El análisis de dicha serie de variables es indispensable para poder interpretar el papel y la eficacia del terrorismo fundamentalista islámico en el mundo actual. 


Estos artículos y mapas que hemos incluído en esta entrada se seleccionado para conocer las características geográficas del ¿Estado Islámico?, pero estamos en total desacuerdo con la violencia que tanto los fundamentalistas como los gobiernos europeos y los EE.UU., ejercen sobre los pueblos asentados en esos territorios que han provocado numerosas muertes en la población civil y sometido a la migración forzada a miles y miles de personas.

Dra. Diana Durán